Desde el primer intento de eliminar la grasa corporal que tuvo lugar hace casi un siglo hasta hoy, las técnicas que permiten redefinir el contorno corporal se han perfeccionado, son menos invasivas, los resultados se han optimizado, los postoperatorios requieren de menos tiempo de recuperación y el paciente puede incorporarse a su vida habitual mucho antes. Pero ¿son todas las lipos iguales? ¿Se consiguen los mismos resultados?

Liposucción, lipoescultura, lipoescultura 3D, lipocontour (liposucción con láser)… puede parecer distintos nombres de una misma técnica, pero detrás de cada nomenclatura se esconde conceptos muy distintos. Por ejemplo, mientras que la liposucción tiene como objetivo principal eliminar exclusivamente los cúmulos de grasa localizada; la lipoescultura, además de eliminar grasa,  tiene en cuenta la armonía y la mejora de la silueta en su conjunto.

La lipoescultura 3D es un paso más allá, pues actúa sobre todo el contorno corporal y se realiza para conseguir armonía en todo el conjunto, cuando hay muchos cúmulos localizados en diferentes zonas del cuerpo. Porque no podemos ver los cúmulos de grasa como algo aislado, sino dentro de un conjunto en el que debemos buscar la armonía. Se trata de remodelar toda la silueta, no solo de eliminar puntos problemáticos concretos. Es más, cuando realizamos una lipoescultura, se puede dar la paradoja de que sea preferible dejar algunos cúmulos de grasa para que la silueta del paciente quede más equilibrada, en lugar de eliminarlos todos. El objetivo de la lipoescultura 3D es mejorar todo un contorno, no exclusivamente eliminar grasa.

Lipocontour: la lipoescultura con láser

A todas estas técnicas, en IM CLINIC ahora también disponemos del Lipocontour (o lipoescultura con láser), una técnica que, partiendo del concepto de lipoescultura 3D, utiliza el láser para conseguir mejores resultados.

El láser que se utiliza en el lipocontour ayuda al cirujano a fundir la grasa antes de extraerla, esto no solo facilita la estracción de dicha grasa, sino que también permite sacar más cantidad. Pero esta no es la única ventaja: también permite mejorar la elasticidad de la piel y los tejidos subyacentes, evitando así la posible flacidez que pudiera aparecer al eliminar el exceso de grasa.

El uso del láser nos permite ir más allá en cuanto a la mejora de los resultados. Hasta ahora, cuando realizábamos una lipoescultura, incidíamos principalmente en los cúmulos de grasa para modelar el contorno. Ahora con lipocontour o liposucción con láser, también podemos trabajar con la elasticidad de piel y otros tejidos. Es decir, podemos conseguir que la piel se adapte mejor a la nueva silueta.

Preguntas más frecuentes sobre la liposucción y lipoescultura

Cuando una mujer por ejemplo después de varios partos le queda esa barriguita permanente, ¿qué es más aconsejable lipoescultura o abdminoplastia?

En muchas ocasiones la solución pasa por practicar ambas cirugías al mismo tiempo. Con la lipoescultura podremos eliminar el exceso de grasa de la zona y si ese es el problema, pues no hará falta llegar más allá. Pero si existe flacidez ya sea de la piel, de la musculatura o de ambas, la abdominoplastia o dermolipectomía será la técnica a tener en cuenta. Cuando se dan ambas circunstacias, entonces debermos combinar ambas cirugías para conseguir los mejores resultados.

¿Con una dieta estricta se podrían conseguir los mismos resultados que con una lipoescultura?

No. Con una dieta para adelgazar conseguimos perder peso, pero no podemos remodelar nuestro cuerpo. La lipoescultura está indicado en aquellas personas que tienen grasa acumulada en ciertas zonas del cuerpo como las “cartucheras”, los muslos o el abdomen, y que esta grasa no responde ni a dietas ni a ejercicios. Hay personas que están en un peso correcto pero tienen estos cúmulos de grasa localizada, si hacen dieta sólo conseguirán hacerlos más visibles.

¿Y con una lipoescultura se pierde peso?

Con una lipoescultura tridimensional podemos llegar a eliminar hasta 6 o 7 litros de grasa, pero esto no la convierte en un tratamiento del sobrepeso o la obesidad. El exceso de peso se tiene que tratar con una dieta personalizada, con un cambio en los hábitos alimentarios y con ejercicio. La lipoescultura no es la panacea de las personas con sobrepeso, de hecho no está indicada en personas obesas hasta que no pierdan buena parte del peso que les sobra.

¿Se volverá a acumular grasa en la zona tras la operación? ¿Debe repeterise la liposucción cada cierto tiempo?

Durante la lipoescultura se eliminan adipocitos, causantes de la acumulación de grasa. Por lo tanto, no resulta probable que volvamos a acumular grasa en la zona tratada. Si la persona cuida su alimentación y hace ejercicio físico, los resultados perdurarán mucho en el tiempo. No es una cirugía que deba repetirse.

¿Y si después de una lipoescultura me vuelvo a engordar, hará falta otra intervención?

No. Si después de la lipoescultura tridimensional el paciente vuelve a coger pes, estos se repartirá de forma más homogénea, sin localizarse en las zonas problemáticas de antes y manteniendo la armonía del contorno. Aunque siempre es aconsejable seguir una dieta equilibrada y unos hábitos de vida sanos para hacer perdurar los resultados en el tiempo.

¿Cuál es mejor liposucción la tradicional o la lipoláser?

Dependerá de las necesidades de cada paciente, pero sobre todo de la calidad de la piel.

¿Sólo las mujeres se hacen la lipoescultura?

Esta es una técnica a la cual recurren tanto ellas (75 %) cómo ellos (25%). Cada vez son más los hombres que se quieren deshacer de aquel “flotador” que no se va ni con dieta ni con muchos abdominales ni con dieta. Sin embargo, las zonas que se tratan hombres y mujeres son diferentes porque la grasa tiene tendencia a acumularse en diferentes lugares en hombres (abdomen y tronco) y mujeres (muslos, brazos, caderas). Además, la técnica no es muy bien la misma, puesto que el hombre tiene un tejido más fibroso y hay que abordarla de manera distinta.

¿Y las cicatrices?

Son marcas muy pequeñas de unos 3 o 4 mm de diámetro que con el tiempo se hacen inapreciables. Además, se realizan en sitios escogidos para que pasen desapercibidas. Durante el primer año hay que cuidarlas con aceite de rosa mosqueta y protegíendolas del sol para minimizarlas al máximo.

¿Cuándo se ven los resultados?

Los resultados empiezan a verse a los pocos días, pero no se puede comprobar los resultados finales hasta pasados unos seis meses desde la cirugía.

¿Dónde se hace una liposucción? ¿Quién la hace?

Siempre en un hospital autorizado, por cirujanos plásticos y por un equipo médico-quirúrgico con formación y experiencia en este campo.

¿Y después de la liposucción?

Normalmente llevarás una faja postoperatoria durante un mes. En cuanto el médico lo indique podrás empezar a hacer un tratamiento terapéutico postoperatorio que mejora el bienestar del paciente y ayudará a acortar el tiempo de recuperación.

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+